Recursos para fortalecer la socialización de cachorros

Hoy vamos a brindarte recursos para la socialización de cachorros, algo muy importante en la vida de nuestras mascotas. La formación del carácter del animal comienza desde muy temprano y prácticamente inicia dentro de la vida uterina.

Las experiencias de la hembra durante la gestación y, fundamentalmente, la cantidad y calidad de los alimentos que recibe son esenciales para el futuro desarrollo físico y emocional de sus cachorros.

Las mascotas deben ser capaces de adaptarse al medio donde vivirán.También deben ser preparados para sortear conflictos y situaciones sin reaccionar con agresividad o temor, para así poder ser animales equilibrados y felices. Es sabido que las vivencias iniciales en la vida de los cachorros resultan fundamentales para el desarrollo de su carácter.

Acciones concretas para fortalecer la socialización de cachorros

Acciones concretas para fortalecer la socialización de cachorros.

Podemos ser activos en moderar el comportamiento de las mascotas para su futura etapa adulta. Muchas veces, por desconocimiento y otras por comodidad o desidia, omitimos utilizar recursos o desarrollar acciones que forjarán mejores perros y gatos adultos.

Naturalmente, no resultarán experiencias iguales en distintos casos. Por ejemplo, no es lo mismo una gata que pare en el tejado a una que se encuentre en el hogar. La que está en el tejado se encuentra aislada y sus cachorros corren peligro; además tiene una alimentación basada solamente en presas de caza.

En cambio, una gatita que cursa su gestación en la comodidad de un cálido hogar, cuenta con una dieta de alta calidad. A su vez también tienen contención emocional y física, sin sufrir estrés por la supervivencia de sus cachorros.

Consejos para mejorar la socialización de cachorros

Mejorar la socialización de cachorros.

Existen algunas medidas concretas para colaborar con la sociabilización de nuestros cachorros. Todo comienza por evitar durante la gestación que el animal sufra privaciones de alimento, tanto en cantidad como en calidad. Luego, se requiere el control y manejo prudente, de las situaciones que pudieran provocar estrés y malestar físico u emocional.

También te puede interesar: ¿Cuándo esterilizar a una perra?

Podemos trabajar en las perras y gatas desde los 40 a 50 días de gestación. Allí es cuando el tacto, el gusto y olfato de los cachorros ya están desarrollados, aunque inmaduros, y podemos estimularlos desde el exterior.

Se comienza logrando que la mamá se encuentre relajada, dando masajes suaves y ejerciendo leves presiones sobre los fetos, hablándole a la hembra con tonos cariñosos y calmados. Podemos hacerlo varias veces al día. Está comprobado que alcanzando los 40 minutos diarios posee un efecto beneficioso.

Cuidado de los cachorros

Una vez que los cachorros nacieron, debemos interferir lo menos posible las primeras 48 horas. Hay que hacer esto para que se genere un vínculo natural y normal entre madre e hijos. Las madres equilibradas permitirán el manejo y manipulación de los bebés por parte del dueño. Y así, desde la etapa temprana, los cachorros tengan un vínculo con los seres humanos.

Debemos tener en cuenta, que debe ser un proceso sutil, paulatino y siempre respetando la actitud materna. La cual debe ser absolutamente relajada y plácida ante nuestra interacción. Debemos evitar las visitas multitudinarias al lecho de crianza. Además también debemos moderar las acciones entusiastas de los niños de casa y evitar el acoso permanente.

Factores importantes para la socialización de cachorros

Un factor importante es que los cachorros deben estar más tiempo con la madre del que habitualmente están. Se entiende que la etapa de destete, que ocurre alrededor de los 30 a 40 días, es un evento importante en la vida de los cachorros, pero no es más importante que el desmadre, que es donde el cachorro forja su carácter. Este proceso sucede alrededor de los 3 meses de vida y forma parte fundamental de la crianza y educación del cachorro.

En esta etapa la madre deja de tratarlo como hijo. Lo independiza del vínculo, y empieza a tratarlo como a otro animal de la casa. Es decir, le marca los códigos sociales de convivencia: tienen competencia por la comida y los espacios.

Este momento es crucial para el cachorro. Ya que recibe educación, obediencia y adaptación en un grupo de animales, por parte de su madre. Luego, llega la etapa de crianza en el nuevo hogar, pero ese es otro capítulo en la vida de las mascotas.

A continuación les dejo un vídeo muy interesante donde podemos ver algunos consejos útiles para la socialización de nuestros cachorros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *