Enfermedades autoinmunes: “El cuerpo se equivocó de enemigo”

¿Cuándo aparecen las enfermedades autoinmunes?

Las enfermedades autoinmunes se presentan cuando el sistema inmunológico (encargado de la defensa) ataca órganos y tejidos sanos. Es decir que en vez de proteger al cuerpo de organismos patológicos, ataca y agrede sus propias células. También se puede presentar como una reacción exagerada defensiva ante tejidos y sustancias que normalmente están presentes en el cuerpo.

En las enfermedades autoinmunes hay todavía varias preguntas para las cuales la ciencia aún no tiene respuesta. La mayoría de estas enfermedades pueden tratarse pero no curarse definitivamente.

En su origen se puede mencionar la combinación de factores: por un lado los ambientales desencadenantes, junto con cierta vulnerabilidad congénita, más un déficit en las barreras defensivas internas.

Enfermedades autoinmunes más comunes

Enfermedades autoinmunes más comunes.

Actualmente se conocen más de 50 enfermedades autoinmunes, entre las más conocidas están:

  • Enfermedad celíaca
  • Colitis ulcerosa
  • Diabetes mellitus tipo 1
  • Artritis reumatoidea
  • Tiroiditis de Hashimoto
  • Esclerosis múltiple
  • Lupus
  • Vitilingo
  • Psoriasis
  • Fibromialgia
  • Fiebre reumática
  • Síndrome de fatiga crónico
  • Algunas dermatitis

¿Cómo actúan las enfermedades autoinmunes?

Es importante terminar de comprender que en las enfermedades autoinmunes el cuerpo se ataca a sí mismo, desconociendo lo propio. No diferencia entre lo ajeno y lo que le pertenece.

Por eso se dice en estas situaciones que es uno mismo rechazando aspectos propios, convertido en su propio enemigo. Produciéndose a sí mismo un daño sutil y atacando aspectos que forman parte del propio ser.
Se podría decir que la persona con una enfermedad autoinmune no se da permiso para reaccionar espontáneamente. De esta manera, se produce una sobrereacción, es decir, ante algunos factores ambientales, que funcionan como disparadores, hay una respuesta exagerada, confusa.

También te puede interesar: 8 Consejos para participar en una carrera de 5 Km

Esta situación, reflejada en lo orgánico, es el tramo final de un camino que comenzó en la dimensión mental y emocional. En algunos pacientes se ha comprobado que en este tipo de enfermedades hay una depresión, de base no reconocida y una gran dificultad para expresar, simbolizar y gestionar las emociones.

Algunos sostienen que la enfermedad aparece como respuesta a un conflicto interno no resuelto o a una disociación emocional. Por lo general, son pacientes que tienen una excesiva racionalización, el sentir les resulta muy amenazante ya que los deja vulnerables, pues también tienen una importante manía de control.

La enfermedad, justamente, viene a mostrar que es una ilusión el creer que se puede controlar todo.Por lo tanto, en el abordaje de la enfermedad es fundamental el acompañamiento terapéutico permanente.

Tratamiento

El tratamiento psicológico es clave para poder llevar la enfermedad a buen puerto. Y paradójicamente estos sujetos presentan elevada resistencia a pedir ayuda o sostener un tratamiento psicoterapéutico.

Es altamente recomendable trabajar con el subconsciente para reprogramar la línea de pensamiento, mediante ejercicios de meditación, relajación, visualizaciones y, sobre todo, ampliando la conciencia sobre el plano emocional: “¿Qué siento? ¿Qué necesito?”.

Todo está relacionado

En nuestra vida todo está interconectado, por lo tanto algo que no va bien en un área se refleja en todas las demás. Un problema de salud influye en toda nuestra vida y a su vez, un conflicto no resuelto en el plano familiar o individual se manifiesta en lo orgánico y en la disminución o bloqueo de nuestra energía vital (no fluye).

Para que una enfermedad se manifieste en el cuerpo comenzó mucho antes a gestarse en el inconsciente, entendiendo a éste que tiene una parte individual, una parte familiar, con información de nuestros ancestros, y una parte colectiva o social.

Desde lo familiar, cuando aparece una enfermedad autoinmune, hay una implicancia con algún miembro del sistema excluido, o hay un rechazo a las figuras esenciales madre o padre, o una culpa personal o ajena que se lleva secretamente.

Por lo tanto el camino de sanación es un camino para encontrarse con aspectos personales y familiares rechazados.

Como siempre digo, el enfermar es la oportunidad para crecer, para aprender y ampliar la consciencia.
Más allá de que se pueda alcanzar la cura, una enfermedad autoinmune es la gran posibilidad de reconciliación con uno mismo y con la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *