La importancia de vivir en coherencia

Comparte este post:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

“Cuando se alinean pensamiento, acción, sentimiento y palabra”

Actualmente el estado de coherencia es un indicador de salud mental y puede ser una vía directa hacia la armonía interior. Es por eso que hoy vamos a hablar de la importancia de vivir en coherencia.

No cabe duda de que es más fácil decirlo que hacerlo. Cuántas veces lo que se hace no está en concordancia con lo que se piensa. Lo que se dice no coincide con lo que se siente. A quien no le ha pasado de preguntarse en un momento: ¿qué hago aquí, con esta gente con quién no comparto valores o formas de sentir? Todos alguna vez nos hemos descubierto diciendo o haciendo cosas que no están en sintonía con nuestro ser.

Cuántas veces también, otros nos han decepcionando porque aseguraron algo que luego no se cumplió o expresaron sentimientos escondidos que cuando afloraron nos dejan perplejos. La falta de coherencia es tan cotidiana que incluso pasa desapercibida.

En el ámbito de la salud, siempre que hay un síntoma, ya sea físico o psicológico, hay un conflicto, y por lo tanto, un estado de incoherencia. Actualmente, todos los caminos de desarrollo personal y la mayoría de los procesos terapéuticos apuntan a vivir con cierta armonía entre lo que se piensa, se dice y se hace, registrando los sentimientos y las señales corporales.

También te puede interesar: ¿Qué es la anorexia nerviosa?

Algunas situaciones de la vida cotidiana que señalan incoherencias:

  • La persona que va todos los fines de semana a la iglesia o el templo, ora y reza, pero en su vida cotidiana tiene conflictos con todos sus vecinos.
  • El hombre que dice orgulloso: “yo estoy separado y tengo dos hijos maravillosos”, pero no paga la cuota alimentaria.
  • El profesional que trabaja con adicciones y en su vida personal abusa del alcohol y el cigarrillo.
  • El líder que trabaja por el bien común, pero solo se lo ve progresar económicamente a él.
  • La persona que dice amarte, pero no tiene tiempo ni cariño para entregar.
  • Los que dicen: “no tenemos ningún compromiso”, pero hace tiempo que pasan las noches juntos.
  • El que dice “estoy estresado”, pero no dice que NO a nada.
  • La persona que no quiere estar sola, pero se encarga de rechazar cada invitación que le llega.
  • El que dice, esto no me hace bien, pero lo sigue haciendo.
  • El sujeto que critica a los demás y no revisa su propio accionar.

¡Uff! Los ejemplos de incoherencias son cotidianos e innumerables. Pero el movimiento auténtico no es señalarlo en los demás, sino revisar en uno mismo las propias incoherencias cotidianas: cuando digo si y quiero decir no. A continuación les doy algunos ejemplos:

  • Cuando voy a lugares en donde realmente la paso mal.
  • Cuando sonrío amablemente a la gente que no merece respeto.
  • Cuando siento que necesito algo y no lo expreso.
  • Cuando aparece un síntoma y no reviso el aspecto psicológico-emocional allí atrapado.

También el creer que la vida propia es una isla personal sin considerarse parte de un sistema en relación con otros es una gran incoherencia que ha generado innumerables conflictos.

¡A trabajar!

Como vivir en coherencia

Vivir en coherencia requiere un esfuerzo consciente. Si bien no se puede cambiar lo que uno siente, si se puede intentar modificar lo que uno hace, lo que dice o lo que piensa y esto impacta en el mundo afectivo positivamente.

El trabajo consciente comienza por la auto observación. Mirarse a uno mismo, escucharse en las opiniones y los juicios, ¿es lo que quiero decir?, observar las decisiones que uno toma y considerar sus consecuencias. Dar un pequeño paso en concordancia con lo que quiero, con lo que soy, produce un efecto liberador.

Todo tiene un costo

Una vez que se comprende la situación personal, uno ya no puede seguir haciéndose el distraído. Dar el paso hacia la coherencia personal implica un costo elevado y hay que estar dispuesto a pagarlo.

Tolerar las consecuencias del cambio, sostener el peso de la solución, a veces no resulta sencillo. Pero como todo tiene un costo y sus respectivas consecuencias, el no cambio y vivir en incoherencia también se paga con enfermedad y falta de alegría. Por lo tanto en un momento hay que preguntarse: ¿Qué costo estamos dispuestos a pagar?

“El estado de coherencia trae paz interior. Transforma a la persona en un ser más honesto, responsable y respetuoso”.

Comparte este post:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Un comentario sobre “La importancia de vivir en coherencia

  • el julio 27, 2018 a las 11:39
    Permalink

    algo que siempre reitero : Aprender a Aprender……..

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *