Masa de ravioles: Receta casera y básica

Hoy te traemos 2 recetas para hacer masa de ravioles. Una es la versión casera y otra es la masa básica. Las dos recetas están explicadas paso a paso, y son muy fáciles de hacer. Primero vamos a empezar con la masa casera de ravioles.

Receta casera: Masa de ravioles

Ingredientes

  • Harina: 500 g
  • Huevos: 3
  • Yemas: 1
  • Agua: 75 ml
  • Aceite: 1 cucharada
  • Sal: 1/2 cucharadita

Preparación de masa de ravioles.

Preparación

1. Colocar la harina en forma de anillo.

2. En el hueco ubicar los huevos, las yemas, el agua, el aceite y la sal.

3. Mezclar con las manos los ingredientes en el centro y luego volcar la harina de a poco mientras se va uniendo todo con las manos.

4. Amasar hasta obtener un bollo de masa homogéneo y cubrir con un paño.

5. Dejar descansar 45 minutos y separar la masa en dos partes iguales.

6. Estirar cada una de ellas con palo de amasar.

7. Rellenar.

Tambien te puede interesar: Masa de calzone

Masa de básica de ravioles.

Receta básica: Masa de ravioles

Ingredientes

  • Harina: 600 g
  • Yemas: 5
  • Sal: 10 g
  • Aceite: 2 cucharadas
  • Agua: cantidad necesaria

Preparación

1. Mezclar y tamizar la harina con la sal.

2. Colocar sobre una mesa en forma de anillo, ahuecando en el centro.

3. Añadir el aceite, un poco de agua y las yemas de a una, No debemos excedernos con el agua. Es preferible agregar un poco más si vemos que falta.

4. Trabajar la masa con los dedos para integrar los ingredientes de a poco hasta lograr una masa consistente y elástica, pero sin que llegue a ser muy blanda.

5. El amasado debe continuarse hasta que el bollo de masa no se quede pegado a los dedos.

6. Colocar la masa en un bol, cubrirla con un papel film o un paño y dejarla descansar a temperatura ambiente unos 45 minutos.

7. Retirar, luego colocar sobre una mesa enharinada y estirar usando el palo de amasar.

8. Continuar hasta que la masa quede con un espesor de 2 milímetros y en forma cuadrada. Si fuese muy grande la podemos separar en dos partes para poder estirarla mejor.

9. Una vez que la masa está estirada, ya podemos empezar a rellenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *